Tu carta de presentación puede marcar la diferencia

Cuando envías un curriculum a una empresa para solicitar un puesto de trabajo es recomendable ajuntar también una carta de presentación para darte mejor a conocer y suscitar así un mayor interés al reclutador.

La carta de presentación aporta un valor añadido a tu curriculum y puede marcar la diferencia respecto a otros demandantes de empleo, siempre y cuando esté bien escrita y proporcione información interesante. Aquellos que contratan no pierden detalle respecto al formato y al mensaje de tu carta de presentación. Por ello, desde Empleo y Talento te damos algunos trucos que no debes perder de vista para que tu carta de presentación sea útil y pueda facilitarte encontrar empleo.

 

escribir a ordenador

  1. Es importante personalizar la carta de presentación en función del puesto de trabajo ofertado y la empresa. El reclutador debe percibir que te diriges única y exclusivamente a su empresa y no que has lanzado un correo genérico a todas las empresas que tenían un puesto vacante. En ese caso, es probable que no lean tu presentación.
  2. Comienza la carta dirigiéndote al responsable de contratación. En caso de no conocer su nombre es recomendable usar: “A la atención del Departamento de Recursos Humanos”; evitando siempre comenzar por “Muy Señores míos” o “Estimados Señores”.
  3. Siempre que conozcas el puesto vacante indica que estás interesado por dicho puesto. Y si se trata de una autocandidatura no olvides incluir qué puesto te gustaría realizar dentro de la empresa.
  4. Recuerda que la carta de presentación no es un resumen de tu curriculum, sino una información complementaria, por ello debes incluir tus logros profesionales y, en especial, aquellos que tengan relación con el puesto que solicitas. No olvides demostrar al reclutador que conoces la empresa y te interesa su actividad.
  5. Evita incluir tus aficiones o intereses personales, a no ser que estén estrechamente relacionados con la actividad de la empresa.
  6. La redacción de la carta se caracteriza por un lenguaje claro y conciso y su extensión no debe excederse demasiado. Suele escribirse en dos o tres párrafos cortos y separados.
  7. Cometer algún error ortográfico o gramatical puede suponer el descarte directo de tu candidatura. Parece obvio, pero es esencial releer la carta y asegurarse de que no hay errores de este tipo.
  8. El formato y la estética de la carta de presentación debe ser de carácter serio. Puedes ser creativo pero sin excederte. Lo primordial de la carta es aquello que cuentas, por ello no deben haber elementos (como fotografías) que desvíen la atención de lo realmente importante.
  9. Añade siempre una despedida en la que invites al reclutador a ponerse en contacto contigo, pero nunca le digas cuándo no debe llamarte; salvo si estás en activo que, educadamente, puedes solicitar que no llame en horario laboral.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*