Claves para lograr un equipo de trabajo de éxito

El éxito de una empresa está muy determinado por el trabajo y la eficacia de su equipo humano. Si las personas que forman un departamento no tienen claras sus funciones o no trabajan de manera productiva y colaborativa, probablemente no obtendrán los resultados que se espera de ellos.

Foto-Trabajo-en-equipo

 

 

Saber coordinar a un equipo de personas y lograr enfocar su trabajo hacia unos objetivos no es tarea fácil, ni todos los directivos o responsables ponen el esfuerzo suficiente para hacerlo. Para lograr construir un equipo de trabajo de éxito es necesario que la persona que les coordina sepa las diferencias entre lo que puede ser un equipo constructivo y colaborativo, y lo que puede ser un equipo de trabajo tóxico que impide el cambio y el crecimiento.

¿Cómo diferenciar ambos equipos? En la siguiente guía os damos las claves con las que distinguirlos e identificar de manera inmediata si tu equipo va de camino hacia el éxito o no. Y una guía también para si tu equipo de trabajo es del segundo tipo, qué puedes hacer para darle la vuelta y trabajar de otra manera. Ser consciente de los errores que cometemos cuando trabajamos en equipo o cuando dirigimos uno, es el primer paso.

EQUIPOS DE ÉXITO:

  1. Los objetivos están bien definidos y las tareas claras. No hay tensiones y el clima es cómodo.
  2. Se escucha activamente a todos los miembros y nadie juzga previamente. Los miembros participan abiertamente y expresan sus ideas.
  3. No se evitan los conflictos. Cuando los hay, se abordan abiertamente y se buscan soluciones entre todos.
  4. Las decisiones se toman por consenso. Se verifica su funcionamiento con frecuencia.
  5. Las críticas son francas y constructivas, no hay ataques personales.

EQUIPOS TÓXICOS:

  1. Los objetivos están poco claros y la distribución de tareas cambia según las circunstancias. Falta de compromiso, apatía y aburrimiento.
  2. No hay escucha activa y no se tienen en cuenta las ideas de todos. Sólo algunos dirigen las discusiones y nadie reconduce la conversación cuando se aleja del tema.
  3. Los conflictos se reprimen y a veces surgen luchas abiertas.
  4. Las decisiones se toman rápido y arbitrariamente sin el común acuerdo y los miembros no se comprometen con ellas. No se estudia el funcionamiento del equipo, solo se critica al final.
  5. Se evitan las críticas y cuando aparecen, hay hostilidad y resentimiento personal.

 

Para mejorar el clima, la motivación y el compromiso dentro de un entorno laboral es necesaria la implicación también de los responsables o coordinadores de dicho departamento. Sin esfuerzo no se conseguirán buenos lazos en un equipo humano. En Cámara Valencia te ofrecemos un completo servicio de Recursos Humanos en el que incluimos estudios de evaluación de clima laboral e índices motivacionales, marketing interno y comunicación corporativa. Identificar y evaluar técnicamente qué es lo que mueve la conducta laboral de un equipo de trabajo es clave para conseguir un equipo de éxito. Contacta con nosotros si necesitas obtener más información sobre nuestros servicios y los beneficios que podemos aportar a tu organización.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*